ESENCIES

Ser el guardián de les esencies asonsaña muncho a comerciar con coríos n’Alaska: yes l’únicu y yes el meyor, comulgues col romanticismu de la resistencia contra too, sábeste en poder de la razón, nunca te xuegues la viabilidá d’un proyeutu que naz muertu, lo que ye cómodo abondo, y siempre pues camudar de negociu echando la culpa a los demás. Guardar les esencies d’una ideloxía, grupu social o profesión aforoña entóncenes milenta ventaxes y nenguna desventaxa quitando la marxinalidá. ¿Quién nun conoció entovía a un guardián de les esencies? La so condición de xefe ordenáu y bendecíu pola Razón Suprema fáilu grande, únicu ya invencible. Cualesquier comportamientu o vezu que s’aparte de les esencies ye una herexía imperdonable, y elli ta ehí pa adicar, señalar y sopelexar la conciencia de les oveyes descarriaes qu’escaecen la pureza del mensaxe que tou guardián guarda pa la sociedá y el mundu. En cierta manera, el guardián ye un salvador, un mesías, un filántropu, un voluntarista de la causa, un resistente. Rebelase contra l’imperiu ufierta un arna d’heroismu fácil y bohemiu. Nada hai tan heroico y absurdo como un resistente ensin fuercia real pa baltar l’oxetu del so odiu. Pero abulta tan romántica esa estampa del vencíu material y vencedor moral que la pura razón xustifica la inoperancia de la teoría. El guardián de les esencies vixila l’aire puro de la relixón verdadera, y azota pa escontra los enemigos la espada xusticiera de la razón. Nada hai tan verdadero como la razón ensin argumentos. Lo mesmo que l’amor sinceru, tener la razón pol meru fechu de tenela, con esi envís o enfotu y al marxe de discutinios que lleven a la gueta d’una verdá común o realizable, tener la razón, dicía, acostina una mochila pesada que finca al suelu hasta detener la marcha. Cola razón testerona que nun almite matices ayenos nun s’avanza, pero pue ún abellugase nuna cáscara vacía d’autoconfirmación. A partir d’ehí, que nun s’algamen los oxetivos perseguíos garantiza la pureza de les intenciones y la comodidá de la inacción. Si guardes les esencies evites la contaminación de la realidá, mestiza, cambiante, impura, sincera, suxetiva, cruel. Los responsables de que’l proyeutu esfane siempre podemos atopalos fuera, nel esterior. Ye tan fácil que la xente nun comprenda la verdá del guardián de les esencies como que l’alma d’una ideoloxía, laica o relixosa, sólo pue protexese polos conocedores del fondu últimu d’esa ideoloxía. Persones qu’afondaron nel so conocimientu hasta volvese ún cola Verdá. Igual que les esencies que vienen en tarros pequeños, asina’l guardián deposita la esencia nun tarru desinfestáu, alloñáu de la xente y los sos pensamientos heréticos. Lo malo ye que tantu cuidáu por apartar la esencia de toa contaminación acaba provocando qu’apicalbe la esencia y apodreza de nun usala nin dexar que medre.


Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

4 Responses to ESENCIES

  1. El matiz: también tu texto es un texto categórico. Luego todos aquí somos pontífices. Luego este tipo de reproches no son para tanto. Q.E.D.

    ResponderEliminar
  2. Home, mui categóricu nun ye, sinón sólo una opinión de lo qu'implica guardar les esencies a riesgu de traicionales. En tal casu, podrá acusáseme de relativista, pero non de categóricu ;)

    ResponderEliminar
  3. No, no creo que ahí haya relativismo. Tal vez si cada opinión taxativa hubiese sido encabezada con un "quizás" o similares (el artículo habría quedado horrendo, eso está claro). Oscilo mucho en mis opiniones acerca del relativismo, pero fundamentalmente creo que es una leyenda académica, o como mucho una metodología de las ciencias humanas. Sigo con mi piñón fijísimo en lo de que todos pontificamos como marranos.
    Gracias por contestar, sigo tu blog irregular pero asiduamente.

    Un saludu categóricu

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente, poner "quiciás" o "seique" anantes de cada fras diba quedar feo. Poro, sigo col mio piñón de fixo en que nun fai falta poner palabres dubitatives anantes d'una opinión pa que se perciba que lo ye. Gracies por lleeme. Un abrazu.

    ResponderEliminar

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.